La importancia de hacer las cosas "MAL"

La importancia de hacer las cosas "MAL"

Si, mal. Pero como veis, entre comillas porque realmente nadie quiere hacer nada de la forma incorrecta, pero a veces es necesario hacer un parón o break.

Cada uno de nosotros tenemos un objetivo, un reto o algo por lo que luchamos o ansiamos. En mi caso, un estilo de vida equilibrado, saludable y satisfactorio a nivel mental sobre todo. Pero todas estas metas y objetivos se vuelven en ocasiones obsesiones. La sociedad bombardea con lograr todo lo que te propones, con luchar, con seguir pase lo que pase. Y sí, seguir está bien, pero a veces hay que parar, tomarte un tiempo de descanso en eso por lo que estás luchando, dejar tiempo para ti y mimarte. Y a eso yo le llamo hacer algo “mal”. Porque realmente lo que te apetecerá será hacer algo que rompa con los hábitos que tienes para conseguir la meta, algo diferente que haga que tu cerebro (el más importante de todo en tu cuerpo) desconecte, que sepa que le quieres, que le das también caprichos y no solo lo exprimas al máximo. Tómate dos, tres o cuatro días cuando lo necesites. Cuando veas que tus rutinas están presionando demasiado tu cabeza o tu cuerpo PARA, mímate, come lo que te de la gana, duerme hasta tarde, descansa en el sofá con una peli, sal a tomarte una cerveza, haz algo MAL, sin culpas, sin remordimientos, porque amigos, esto que haces mal, realmente es mimarte y darte la energía que necesitas para seguir ese largo camino que es vivir como queremos.

Escrito por Ana Garrote