¡Bienvenida Lidia!

¡Bienvenida Lidia!

¡Estoy muy contenta porque hoy me estreno como colaboradora del blog! Soy Lidia González, coach nutricional y apasionada de la alimentación saludable, vegana y orgánica. Cada viernes, compartiré con vosotros recetas que sigan mi filosofía de vida, que os nutran, que os den energía, sencillas y, por supuesto, deliciosas.

Amo la comida y, sobre todo, la hora del desayuno. Es mi momento favorito del día. Aprovecho para agradecer todo lo bueno que tengo y para alimentar mi cuerpo y mente con los mejores ingredientes. Hoy os traigo uno súper completo: cookie dough con leche de anacardos y arándanos. Para los que no sepáis qué es la cookie dough, es básicamente el anglicismo de “masa de galletas”.

Es un desayuno cargado de antioxidantes procedentes de los arándanos. También es rico en carbohidratos complejos, proteínas y fibra gracias a la avena. Los dátiles nos aportan azúcar de calidad, además de fibra. Los anacardos y la harina de coco están cargados de grasas saludables. ¿Se puede pedir más?

Ingredientes

  • Para la cookie dough

  • 3 dátiles Medjool

  • 6 cdas copos de avena

  • 2 cdas harina de coco

  • 1/2 cdta canela

  • 1/2 cdta maca

  • 6 cdas agua

  • 1 onza de chocolate 100% cacao en trocitos

  • Para la leche de anacardos

  • 100g anacardos (remojados durante al menos 2h y media, escurridos y lavados)

  • 400ml agua

  • Además

  • puñado de arándanos

Preparación

  • Para la cookie dough, trituramos los dátiles en la picadora. A continuación, añadimos los copos de avena, la harina de coco, la canela, la maca y el agua hasta que quede una especie de masa de galletas. Añadimos trocitos de chocolate.

  • Para la leche de anacardos, los batimos con el agua en una batidora de vaso hasta que se convierta en leche. Se conserva en la nevera durante un máximo de tres días.

  • Montamos nuestro bol. Ponemos la cookie dough, los arándanos y regamos con la leche de anacardos.

¿Qué os ha parecido la receta? ¿Habéis hecho alguna vez vuestra propia cookie dough o leche vegetal en casa? ¡Espero que os haya inspirado!

¡Un abrazo muy fuerte!

Lidia (@oatmornings)

Escrito por Lídia González